Salud laboral desde el ámbito del teletrabajo.

3 de cada 10 personas que trabajan desde casa consultan al médico por problemas lumbares y uno de cada 10 pacientes por dolor a nivel cervical, el cual está generando cefalea tensional, migrañas, incluso pasando por cuadros de estrés o de ansiedad. 

Con la modalidad del teletrabajo se genera otra clase de comportamientos causando uno de los mayores riesgos como lo es el sedentarismo, la falta de movimientos y la inactividad física desencadenando otras enfermedades como lo son la obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares.

Solicitar Cita con un Médico

¿Te imaginas las consecuencias que puede causar este impacto?

Se ha demostrado que, el teletrabajo mal ejecutado puede generar impactos negativos en los resultados financieros de las empresas, debido a diferentes factores, entre ellos: 

  • Las personas que trabajan desde casa pueden reducir significativamente la productividad;
  • Pueden llegar a sentirse aislados de la empresa: se puede llegar a perder el sentido de pertenencia, perdiendo motivación por los resultados de la empresa;
  • Las relaciones y conflictos personales pueden interferir e, incluso, generar problemas laborales. 

5 hábitos para tener en cuenta en el teletrabajo. 

1. La flexibilidad de horarios mejora la conciliación laboral. 

Respeta tus horarios, esto te permite ajustar tu jornada de trabajo a otras necesidades personales, al igual que puedes tener un mayor control para entender posibles imprevistos sin interrumpir tu jornada de trabajo. 

2. Mejora tus hábitos alimenticios. 

Consume alimentos que te puedan ayudar en tu jornada laboral, es un día difícil y de mucho trabajo, puede ser demasiado tentador consumir alimentos no saludables que llenan, pero no alimentan. 

Durante el teletrabajo lo ideal es que consumas alimentos que fortalezcan tu sistema inmunológico, como legumbres y verduras, además de proteínas de calidad como las que se encuentran en el salmón y otros pescados azules, que además nos pueden ayudar a suplir una falta de vitamina D. 

3. Realiza ejercicio. 

Dentro de tus hábitos lo ideal es que realices ejercicio todos los días y de lo posible en la mañana, si no puedes hacer una rutina completa o un deporte específico, se vale caminar. hacer ejercicio al aire libre o en gimnasio también es una excelente manera de evitar el aislamiento ya que es recomendable interactuar con personas. 

4. Tómate tu tiempo para almorzar. 

Dedica un tiempo, al menos de media hora para almorzar, se recomienda que sea en espacios diferentes al que elegiste para trabajar. no es sano comer mientras estás frente al trabajo o leyendo correos. 

5. Crea una rutina para tus mañanas. 

Dentro de tu rutina puedes incluir meditar, yoga o escribir, cualquier otra cosa que encuentres para relajarte.  esto te sirve para estar tranquilo y con buena disposición para iniciar tu jornada laboral. Este tipo de prácticas te permite iniciar el día con energía positiva, en lugar de iniciar estresado y ansioso. 

Solicitar Cita con un Médico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *